Usos y beneficios del agua oxigenada

El agua oxigenada es también conocida como peróxido de hidrógeno. La explicación de su nombre es muy sencilla. Como sabrás, cada átomo de agua está formado por dos partes de hidrógeno y una de oxígeno, por lo que su fórmula es H2O. Pues bien, en el caso del agua oxigenada, cada una de sus partículas lleva dos unidades de hidrógeno y otras dos de oxígeno. Es decir, H2O2. Esa presencia del doble de oxígeno hizo que se le otorgara el apelativo de “oxigenada”.

Y es que es precisamente su poder desinfectante lo más atractivo del agua oxigenada. Es realmente efectiva para acabar con las bacterias y otros agentes infecciosos, por lo que su presencia es frecuente en los botiquines de los hogares, en los hospitales o en los armarios donde se guardan los útiles de limpieza. El efecto antiséptico se produce prácticamente de forma instantánea en la superficie o el cuerpo en el que se aplica, tras desencadenarse una sencilla reacción química.

El volumen del agua oxigenada hace referencia a la cantidad en la que está presente cuando está disuelta en agua. Es la medida acordada para crear las disoluciones adecuadas. Cuando se dice que el agua oxigenada es de 1 volumen, significa que el recipiente que la contiene cuenta con un 0,3 % de este producto químico y un 99,7 % de agua.

Habitualmente, la que se vende en las farmacias es de 10 volúmenes, por lo que aplicando una sencilla regla de tres matemática, se deduce que el bote en el que se vende contiene un 3 % de agua oxigenada (H2O2) y un 97 % de agua (H2O).

También es muy frecuente encontrar agua oxigenada de 20 volúmenes, por ejemplo, para fines cosméticos. En ese caso, la mezcla será de un 6 % de este producto y un 94 % de agua pura. En cualquier caso, este producto químico existe en el mercado en diferentes graduaciones, según el fin al que se destine.

USOS DEL AGUA OXIGENADA:

Antiseptica:

Las friegas de agua oxigenada dificultan la aparición de hongos. Su capacidad de oxigenación es capaz de eliminar las esporas que generan estos cuerpos.

• Desinfección de medios acuosos: 

Es menos potente que el cloro o la lejía. Sin embargo, es muy efectiva y totalmente respetuosa para el medio ambiente. Su uso es frecuente en piscinas, caldas y baños termales públicos.

Desinfección de alimentos:

El agua oxigenada también es útil para limpiar superficies en las que se ha manipulado algún alimento antes de cocinarlo. En ocasiones, las carnes o los pescados frescos pueden estar contaminados con bacterias como la salmonella. La inmensa mayoría de las veces éstas mueren durante su cocinado; sin embargo, si tras preparar el alimento éste se deposita sobre la superficie en la que se ha manipulado previamente, se puede contaminar. De ahí que sea fundamental, lo primero, no utilizar los mismos utensilios de cocina antes y después de la cocción de un alimento. Y, lo segundo, limpiar perfectamente los platos o tablas sobre los que se deposite mientras esté crudo. Un buen producto para hacer esto es el agua oxigenada. En pequeñas cantidades, elimina las bacterias perjudiciales y garantiza que, en posteriores usos de esa superficie, no haya riesgo de contagiar a los alimentos una posible infección alimentaria.

Higiene bucal:

El agua oxigenada también es un aliado de la salud bucodental. Enjuagarse la boca con una pequeña cantidad de agua oxigenada evita la proliferación de bacterias como las que generan la caries. Es realmente efectiva, en este sentido. Además, contribuye a eliminar los agentes que provocan el sarro y facilita el blanqueamiento de los dientes.Es muy recomendada por los profesionales, bien sola o bien mezclada con otros productos, como los colutorios bucales.

• Para la limpieza del hogar:

También juega un papel importante. De hecho, varios de los productos abrillantadores o limpiacristales la llevan incorporada. Es ideal para desinfectar cocinas y baños; o para limpiar refrigeradores. Una buena fórmula para utilizarlo en el día a día es mezclándolo con agua y aplicándolo con un pulverizador.

• Desinfección de ropa:

Imagine que su ropa se ha manchado con sangre u otro tipo de compuestos o fluidos. Para evitar contagiarse de cualquier infección, es muy recomendable rociar la ropa con agua oxigenada, previamente a su lavado. De ese modo, se eliminarán posibles agentes patógenos. Por otra parte, el agua oxigenada es útil, en ocasiones, para diluir cierto tipo de manchas.

USO EN COSMETICOS

El agua oxigenada también es incluida en determinados productos cosméticos por sus especiales propiedades. Se puede encontrar en casos con los siguientes:

• Productos para aclarar o decolorar el cabello:

Verter una solución de 50 % agua y 50 % un bote de agua oxigenada en un recipiente, humedecer los dedos y pasarlos por el cuero cabelludo es una buena forma para aclarar su color natural. Está muy extendida, aunque ha de ser utilizada gradualmente y con moderación para evitar que se dañe el pelo.

• Productos cosméticos oxigenantes:

Es una de las tendencias más pujantes en el mundo de los productos de belleza. Existen cremas que incorporan agua oxigenada que se ha demostrado que ayudan a regenerar la piel muerta. El oxígeno es un potente combustible celular, de ahí que acelere el proceso de reparación de la dermis.

Imagen

Para la salud de sus dientes y encìas, poner el contenido de la tapadera del envase de agua oxigenada en la boca y mantener 10 minutos, haciendo buches y luego esupir.

Ademàs sus dientes luciràn mas blancos sin necesidad de usar pastas dentales especiales y costosas, usando el agua oxigenada barata en lugar de enjuagues bucales costosos.

Para mantener los cepillos de dientes libres de gèrmenes o bacterias, consérvalos invariablemente dentro de un vasito con agua oxigenada.

Limpiar las mesas y los mostradores o tableros con agua oxigenada, tanto para matar gérmenes como para dejar un olor fresco.

Empapa cualquier infección o cortadas con agua oxigenada al 3% durante 5 a 10 minutos, varias veces al dìa.

Llenar un frasco aspersor con una mezcla de peróxido y agua al 50%, para rociar los cuartos de baño, para desinfectarlos, sin dañar el sistema séptico con otros desinfectantes fuertes como cloros, amonias o ácidos muriáticos.

En caso de dolor de dientes o muelas y no poder acudir al dentista de inmediato, hàganse buches de una tapadera de peróxido al 3% por 10 minutos varias veces al dìa. El dolor disminuirá considerablemente.

También se puede agregar una tapadera de peróxido a la ropa de la lavadora, en lugar de blanqueador. En casos de manchas de sangre en la ropa, viértase el peróxido directamente sobre la mancha, dejándolo un minuto, después frótese y enjuáguese con agua fría. De ser necesario repítase el procedimiento.

Limpiar la casa con agua oxigenada cuando sea invadida por hongos a causa de la humedad por goteras o fugas en los lavabos, zinc, o sanitarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s